Ámelos como a su familia. Aliméntelos como a su familia.®

5 razones para adoptar a tu mascota de un refugio


Darle la bienvenida a un nuevo miembro de la familia es una gran decisión, por lo que es natural que desees indagar más entre tus opciones. Considera la alternativa de adoptar una mascota que provenga de un centro de adopción. A continuación, compartimos contigo cinco razones por las que ésta puede ser una alegre experiencia para ti y tu nuevo amigo de cuatro patas. 

1. Los perros y los gatos son unos reyes

En la mayoría de los refugios, nuestros amigos peludos son los número uno. Los centros de adopción que se jactan de serlo se preocupan más en encontrar buenos hogares para sus perros y gatos que generar beneficios económicos.

Los empleados trabajan ahí por que verdaderamente aman a los animales y pondrían sus necesidades antes que las de ellos. Por lo tanto, sabrás que tu futura mascota habrá recibido un buen trato y cuidado. 

2. Ahorrarás dinero

Hacer dinero no es la principal prioridad para los refugios. Las cuotas de adopción no cuestan un ojo de la cara. Rescatar a un amoroso perrito o gatito del refugio te dará mucha más gratificación en comparación de lo que habrás gastado para llevarlo a casa.

3. Sin malas sorpresas

Uno de los más grandes malentendidos es que las mascotas de los refugios tienen problemas de conducta o están enfermos. Quizá alguno de estos animalitos experimentó algún trauma debido al maltrato de su dueño anterior, por lo que necesita más paciencia y entrenamiento a diferencia de los demás. Sin embargo, las personas del centro de adopción habrán evaluado el comportamiento de cada mascota antes de que sean adoptados.

De inmediato, sabrás si tu nueva mascota requiere de algún tipo de cuidadoespecial.

Así mismo, la mayoría de los refugios brindan cuidado médico de calidad y se aseguran de que sus “huéspedes” estén esterilizados/castrados, vacunados y desparasitados antes de que se conviertan en candidatos para adopción. 

4. Mejora tu calidad de vida

Tener una mascota a quien cuidar y que te brinde compañía puede elevar el ánimo, desestresar y puede fungir como un remedio contra la ansiedad y la depresión. El amor incondicional de un gato o un perro puede hacer maravillas en tu hogar y en tu felicidad.

 

5. Salvas dos vidas

Visita un centro de adopción y platica con su personal. Pronto te darás cuenta de que adoptar en un refugio puede ser la mejor manera de agregar un nuevo integrante a tu familia. Cada vez que adoptas a un perro o un gato de un refugio, estás salvando dos vidas: la de tu nueva mascota y la vida del siguiente perro o gato sin hogar que toma su lugar en el refugio.

Después de todo, no hay nada más satisfactorio que salvar las vidas de nuestros inocentes amigos peludos.