Ámelos como a su familia. Aliméntelos como a su familia.®

Ansiedad por separación en perros

El final del verano puede dejarnos un poco tristes y las mascotas no son la excepción. Como nosotros, nuestros pequeños pueden ajustarse rápidamente al calendario veraniego y a una rutina en la que siempre están acompañado. Infortunadamente, después del verano, las vacaciones terminan, los niños regresan a clases y llega a su fin la atención extra que las mascotas recibían durante el verano. Este cambio abrupto puede conducir a una ansiedad por separación en perros y gatos, la cual puede ser expresada en un sinfín de maneras.

Las mascotas rápidamente se dan cuenta de las señales que indican salida, como ponerse los zapatos o preparar la mochila. Algunas veces, estas señales harán que la mascota actúe con una sobre excitación, por ejemplo, ladrando, saltando o mostrando comportamientos de ansiedad, éstas son señales de la sensación de ansiedad que siente tu mascota derivado de la separación.

Signos de ansiedad por separación

Tu mascota puede mostrar ansiedad por separación de diferentes maneras. Si notas que aumenta el número de “accidentes” dentro de casa, si empieza a aullar o a ladrar más, incluso si intenta escapar de casa o del patio, todo esto puede ser la manera en la que tu mascota está expresando que está pasando por un momento difícil para adaptarse al nuevo calendario familiar.

Mientras que algunos padres de mascota no se dan cuenta de esto, las mascotas pueden estar sintiendo ansiedad por su ausencia. Muchos incluso ignoran las cosas que pueden ayudarles a que sus mascotas se sientan más cómodas.

Lo que puedes hacer para mejorar la situación

Poco a poquito

Un excelente ejercicio es la adaptación gradual al nuevo calendario. Por ejemplo, dos semanas antes del cambio de actividades, tú y tu familia pueden salir de casa por cortos lapsos e incrementarlos gradualmente. De esta forma, tu mascota se acostumbrará a la idea de que todos se irán, pero estará seguro de que regresarán.

Un rápido adiós

Cuando se trata de salir de casa, siempre es mejor una breve despedida que hacer todo un ritual para decir adiós. Lo ideal es que dejes cerca de la puerta todo lo que necesitas, así, cuando llegue el momento de salir, sólo lo tomas rápidamente. Sentirte mal por dejar a tu mascota puede incrementar los niveles de ansiedad en tu perro y también hará que las despedidas sean aún más difíciles. Permite que las cosas sean breves y optimistas, de esta forma, tu amigo de cuatro patas entenderá el mensaje de que no es tan grave que te vayas y preferirá esperar a tu regreso. Incluso puedes tener premios cerca de la puerta para que le des uno antes de salir y se genere una asociación positiva con tu salida, en lugar de que sea algo aterrador.

Mantenlo ocupado mientras no estás

Otra excelente manera de disminuir la ansiedad de tu perruno cuando sales de casa es con la estimulación durante tu ausencia. Rellena un juguete latas de BLUE y mételo al congelador para que se endurezca; esto hará que tu perro esté muy ocupado durante un buen rato. También puedes dejarle disponibles varios de sus juguetes favoritos para que juegue con ellos mientras estás fuera de casa. La música clásica combinada con esencias sutiles harán que la mente de tu canino se relaje.

Mucho, pero mucho ejercicio

La mejor manera para aliviar los síntomas de la ansiedad por separación es a través de una buena sesión de ejercicio. El ejercicio vigoroso no sólo genera una gran cantidad de endorfinas, las cuales mantienen a tu mascota feliz y saludable, sino que también genera músculos cansados. Unos músculos cansados son igual a una mascota cansada y una mascota cansada, generalmente, duerme cuando no están sus padres cerca. El ejercicio y el juego es una gran experiencia que vincula a las mascotas con sus padres y, mientras más vinculadas estén, menos sufrirán de estrés y ansiedad durante la ausencia de sus padres.