Ámelos como a su familia. Aliméntelos como a su familia.®

Beneficios en la salud que nos brindan nuestros miembros de la familia peludos

Acariciando a un gatoA muchos padres de familia les sonará conocida la siguiente petición: "¡¿Podemos tener un cachorro... podemos tener un gatito, porfis?!" Aunque digas que no, esta súplica puede ser eterna, especialmente cuando se acercan las festividades y los cumpleaños.

Mientras que algunos padres huyen de la idea de adoptar a un perro o un gato, más de la mitad de las cabezas de familia de Estados Unidos pueden asegurar que hay muchas razones para recibir en casa a un nuevo miembro de la familia peludo.

Te presentamos algunas:

Una mascota al día mantiene al médico lejos

  • Los niños que crecen con el privilegio de tener una mascota tienden a desarrollar menos alergias o complicaciones de asma. De acuerdo con el Journal of Pediatrics, los infantes que han tenido a un perro durante su primer año de vida tienen 31% menos de probabilidad de desarrollar infecciones del tracto respiratorio en comparación con aquellos niños que no tienen mascotas en esta etapa de vida. De hecho, estudios sugieren que los niños que crecen junto a un "hermano peludo" tienen menor riesgo de desarrollar alergias y asma.*
  • Condición física de la familia: Los niños con mascotas tienden a realizar más actividades en el exterior con mayor regularidad. Ya sea que salgan a jugar con sus peludos o a tomar un paseo, lo importante es que salen de casa. Esto también aplica para los papás. Cuando llevas a tu perro a tomar una caminata, es igual a que te llevaras a ti mismo a pasear, por consiguiente, haces ejercicio. Acariciar a tu perro o gato ayuda a disminuir la presión sanguínea y el estrés, ya que se estimula la oxitocina, una hormona que suprime las hormonas causantes del estrés. La American Heart Association indica que tener un perro en casa ayuda a la salud cardiaca debido al aumento de actividad física, la mascota ayuda a reducir el estrés y, en general, genera un estilo de vida más saludable.
  • Acariciar a un perro o gato también incrementa los niveles de inmunoglobulina A, un anticuerpo que combate al resfriado común.**
  • De acuerdo con estadísticas generales, las familias con perros o gatos tienden a visitar menos al doctor y, ¿quién no quiere eso?

Perro feliz

Cazador de tristezas

Muchos estudios muestran que las personas que interactúan con perros y gatos son menos propensas a padecer depresión. Los miembros de la familia peludos suelen ser compañeros adorables que traen estructura a nuestras vidas.

En particular, los perros tienen la tendencia a mostrar amor incondicional a sus dueños. Después de un largo día de trabajo, tu mascota es quien te recibe en la puerta con movimiento frenéticos de colita. ¿Quién más podría mostrarse tan emocionado de verte y pasar tiempo contigo? 

Tener una mascota en casa también te obliga a mantener una rutina. Si tienes un perro, debes salir a tomar paseos para que hagan del baño. En general, las mascotas nos hacen mantener una rutina de comidas y a estar atentos a sus necesidades. Es así de simple, las rutinas nos ayudan a tener una vida más estructurada y a alejar las tristezas y la depresión.

 

Estrellita en la frente por el aprendizaje y la socialización

  • La rutina de alimentación, los paseos y el cuidado físico de tu mascota fomentan empatía en tu hijo.
  • Al asignar tareas de cuidado de forma gradual, haces que tus pequeños aprendan la importancia de sus acciones, especialmente cuando alguien a quien aman mucho depende de ellos.
  • Los perros de terapia que visitan las escuelas ayudan a que los niños aprendan a leer. Cuando los niños leen en voz alta para sus visitantes peludos, en cierta forma están estimulando su amor por la lectura.
  • El Journal of Personality and Social Psychology señala que los niños que crecen conviviendo con perros o gatos tienen una mayor autoestima y se sienten menos solos en comparación con aquéllos que nunca tuvieron una mascota.
  • Los perros y los gatos hacen que los niños con problemas para socializar puedan hablar y hacer nuevos amigos con mayor facilidad.
  • Las mascotas fortalecen el vínculo familiar y generan sentido de pertenencia, además, ¡tienen la habilidad de que los adultos se sientan como niños otra vez!

Además de la felicidad inexplicable que trae un amigo de cuatro patas y su espíritu nato de ser excelentes compañeros de juego para los niños, hay muchas más razones para responder positivamente a las ruegos por tener una mascota en casa.

Fuentes:

*http://pediatrics.aappublications.org/content/early/2012/07/03/peds.2011-2825.abstract?sid=73a8fcd1-ad41-4099-8e99-afa57ce00e1f; http://www.webmd.com/hypertension-high-blood-pressure/features/health-benefits-of-pets

 

**Estudio de la Wilkes University: http://www.doctoroz.com/blog/mao-shing-ni-lac-dom-phd/live-longer-pets