Ámelos como a su familia. Aliméntelos como a su familia.®

¿Tu gato tiene alergias?

gato_primaveraLa primavera ha llegado. Ya contábamos los días para esta soleada temporada. Los padres de mascota que viven en climas menos cálidos ya no tendrán que temblar de frío para sacar a su caninos al baño. Y todos los perritos al fin podrán tener paseos más largos.

Sin embargo, antes de sacar a tu gato de la comodidad de tu casa o dejes que tu perro corra frenéticamente en charcos de lodo, asegúrate de que el miembro de la familia peludo esté listo para la diversión que trae consigo un clima más caluroso con la siguiente lista.

1. Comienza la prevención contra pulgas y garrapatas

Probablemente, los parásitos son la principal preocupación de los padres de mascota durante las temporadas calurosas. Si tu perro o gato no cuentan con la medicación anual contra pulgas y garrapatas, es mejor que la comiences unas semanas antes de que llegue la primavera. Por supuesto, siempre verifica primero con tu veterinario.  

2. Comienza la medicación contra el gusano del corazón

El gusano del corazón puede provocar serios problemas, así como las pulgas y las garrapatas. La vacunación anual contra el gusano del corazón es altamente recomendable, especialmente porque, una vez presente, su tratamiento puede ser muy costoso. Visita a tu veterinario para dar inicio a la medicación preventiva de tu mejor amigo peludo.

3. Asegúrate de que las vacunas estén al corriente

Mientras estás con el veterinario preparando a tu mascota para la batalla contra los parásitos, es mejor aprovechar y asegurarte de que su cartilla de vacunación esté actualizada. Los climas cálidos se traducen en más paseos al parque, lo cual incrementa el riesgo de que tu perro se contagie de enfermedades como el Coronavirus, la Bordetella, el Moquillo, la Hepatitis, la Leptospirosis, la Parainfluenza y el Parvovirus. Siempre es una buena idea tener una copia del historial médico de tu mascota y tener en mente su calendario de vacunación.

4. Cuidado con las alergias estacionales

Si tu amigo peludo constantemente se está rascando, tiene piel roja e irritada por urticaria o sarpullido, no puede dejar de lamerse, de frotar su rostro o está perdiendo pelo, es posible que estos sean signos de una reacción alérgica.

Como los humanos, los perros y los gatos pueden ser sensibles al pasto, a las esporas y al polen. Para evitar un brote alérgico, monitorea el recuento de polen de tu área y, una vez que tu perro o gato regrese a casa, limpia sus patas con una toalla fría.

Cuando la primavera está en su máximo esplendor, existen otros alérgenos y toxinas que pueden afectar a tu perro o gato.  Conoce algunas de las plantas venenosas más comunes de las que debes cuidar a tu mascota cuando sale a explorar.

5. Toma con calma la llegada de la primaverachequeo_canino

Después de todo un invierno encerrado en casa, seguro es difícil contener las ganas de salir corriendo al cálido exterior. Los perros no conocen sus propios límites y pueden cansarse demasiado rápido. Bajo estas circunstancias, un golpe de calor se convierte en un peligro, especialmente en las primeras semanas de clima cálido, cuando el miembro de la familia peludo aún no está acostumbrado al cambio de temperatura.

Durante las primeras semanas, toma caminatas cortas. Si tu perro tiene mucha emoción y ansiedad por salir, pueden salir a pasear con mayor frecuencia. Antes de que lo imagines, tu mascota estará más que lista para realizar actividades en un clima cálido y dará la bienvenida a la primavera con las patitas abiertas.