Ámelos como a su familia. Aliméntelos como a su familia.®

Cuidando los ojos de tu mascota

Ojos felinos

Además de ser ventanas del alma, los ojos también iluminan nuestra salud. Esto también aplica con nuestros amigos peludos. Muchas veces, los problemas de los ojos pueden indicar otros padecimientos. De acuerdo con Pet WebMD, las pupilas dilatadas, la inflamación de la retina y la ceguera pueden ser signos de alta presión sanguínea en perros. Por eso es importante estar al pendiente de la salud visual de tu mascota.

La raza importa

Los problemas de ojos más comunes en las mascotas, como el glaucoma, las cataratas o simplemente la irritación e infección, suelen ser hereditarias. Investiga un poco sobre la raza de tu perro para saber si hay algo de lo que debas estar al pendiente.

Los Jack y los Parson Russell Terriers son propensos al glaucoma, lo cual puede resultar en una pérdida gradual de la visión. Las razas de rostros chatos, como el Pug y el Bulldog, generalmente sufren de exposición de la córnea y problemas que provocan incomodidad y pérdida de visión de acuerdo con el American Kennel Club. Incluso perros de pelo largo alrededor de los ojos pueden ser propensos a la infección crónica e irritación.

Los gatos Persa están genéticamente predispuestos al bloqueo del conducto lagrimal, lo cual puede llevar al lagrimeo y la irritación ocasional de la piel. Aunque rara vez se cura, generalmente no se convierte en un problema mayor.

Mora azul

Alimento para los ojos

Una de las mejores medidas preventivas que puedes tomar para ayudar a tener una mejor salud ocultar es a través de una dieta adecuada. Una dieta natural rica en nutrientes mejora la salud en general, pero puedes ayudar a proteger los ojos de tu mejor amigo con suplementos en su alimento.

La degeneración muscular y la irritación crónica comúnmente llevan a la pérdida gradual de la visión, así que busca alimentos que sean altos en antioxidantes para ayudar a proteger los ojos de tu gato o perro.

Blue Buffalo ofrece alimento para gato y perro acompañado con sus exclusivos y ricos en nutrientes LifeSource Bits®, los cuales contienen los más poderosos antioxidantes naturales:

    • Mora azul, con importantes carotenoides para la salud del ojo y la visión nocturna.
    • Calabaza, una fuente de fibra que contiene radicales libres que ayudan a reducir la inflamación del ojo y también apoya a tener una mejor digestión.

Si tu perro o gato es mayor o tiene problemas médicos más serios, es importante que agregues suplementos a su dieta.

Calabaza

Detecta los signos

Si tu mejor amigo padece un problema ocular, ten por seguro que no será un secreto. Si notas que tu perro o gato entrecierra, se rascas o se talla los ojos, es probable que sienta incomodidad o irritación.

Ilumina con cuidado la zona y revisa los ojos de tu mascota. Enrojecimiento, lagrimeo, resequedad o irritación son signos comunes de que algo no está bien. En particular, los perros también pueden sufrir glaucoma, una opacidad blanca en la pupila que puede ser vista bajo la correcta iluminación.

En cuanto te percates de que algo no está bien con la visión de tu mascota, consulta con tu veterinario.

Manchas de lágrimas y pelos

Los perros y los gatos con pelajes de tonalidades claras pueden desarrollar manchas oscuras o rosadas en la piel y el pelo que está debajo de las esquinas de sus ojos. El manchado ocurre cuando las bacterias y la fermentación del cuerpo de tu mascota reaccionan con las lágrimas. A veces, los ductos lagrimales obstruidos o taponados, el lagrimeo excesivo, las alergias o la irritación en los ojos es provocada por párpados o pestañas anormales. Asegúrate de que tu veterinario revise este tipo de condición en tu perro o gato.

El flujo de moco por la exposición al viento, el polvo y el polen, así como las lagañas al despertar en las mañanas, provocan la sensación de grumosidad en el ojo, así como sucede con los humanos. El moco debe ser removido con frecuencia para que no haya una infección debido a la acumulación de bacterias.

Asimismo, mantén el pelo de tu mejor amigo bien recortado alrededor de los ojos usando tijeras con puntas redondeada para que el pelo no raye la córnea de tu mascota. Debes de tener especial cuidado con razas de perros, como el Lhasa Apso, el Shih Tzu, el Bulldog, y gatos como el Persa y el Himalaya. El pelo alrededor del ojo también puede provocar lagrimeo y manchado.

Es recomendable usar lubricantes de ojos antes de limpiar a tu perro o gato con limpiadores o insecticidas tópicos para que haya menos irritación en los ojos.

Así como todas las condiciones relacionadas con la salud, el bienestar visual de tu mascota comienza contigo y con tu veterinario. Durante la revisión anual, tu veterinario siempre debe de revisar los ojos de tu mascota y recomendarte un especialista si lo considera necesario.

Con una dieta saludable, echarle siempre un ojo y la revisión regular de su veterinario, tu canino o felino verá el mundo con mayor claridad por mucho más tiempo.

Ojos caninos

¿Cómo hacer una limpieza semanal?

Las limpiezas semanales con agua tibia y gotas para los ojos pueden ayudar a la mayoría de las mascotas, sin embargo, algunos requerirán limpiezas más frecuentes y gotas humectantes.

1. Usa un paño húmedo y ligeramente caliente para remover los residuos en las esquinas de los ojos o en la piel que está alrededor.

2. Sostén el gotero o frasco con la misma mano con la que inclinas la cabeza de tu mascota.

3. Usa el pulgar de tu otra mano para bajar el párpado inferior de tu mascota para colocar las gotas.

4. Sin tocar la superficie del ojo, vierte el número correcto de gotas en el globo ocular apuntando al centro del ojo. Posteriormente, suelta la cabeza de tu mascota.

5. Limpia el exceso de líquido, lágrimas o residuos. Tu perro o gato parpadeará y dispersará la solución en su ojo.

6. Siempre premia a tu mejor amigo con un bocadillo saludable.