Ámelos como a su familia. Aliméntelos como a su familia.®

¿Resfriados en perros y gatos?

Cuando llega la temporada de resfriados y gripa, hacemos todo lo posible para evitar esos desagradables bichitos: lavarse frecuentemente las manos, usar guantes y evitar personas con escurrimiento nasal y estornudos.

Infortunadamente, es un poco más difícil para nuestros amigos peludos mantenerse alejados de los gérmenes. Quizá ellos no se contagien de la misma enfermedad que nosotros y no puedan contagiarnos con su resfriado, sin embargo, algunos virus pueden pasarse entre especies, tal como sucede con la gripe porcina y aviar.

Portadores de gérmenes

Cuando estás enfermo, tu perro o gato puede ser un perfecto portador de gérmenes. Acurrucarte con tu peludo gatito o con tu leal perrito durante un día de resfriado puede hacer que inadvertidamente tu amigo de cuatro patas se convierta en un transportador de gérmenes.

Como cualquier superficie en casa, tus gérmenes pueden transportarse de tumascota a los otros miembros de la familia.

Afortunadamente, nuestros perros y gatos no suelen compartir sus malestares con nosotros. A continuación, te contamos sobre algunas enfermedades que tus peluditos pueden contraer, pero que no afectan a los humanos. 

Influenza caninad

De antemano, ésta es contagiosa, sin embargo, no puede transmitírsenos. Cabe destacar que, debido a que los virus están en constante mutación, siempre existe la posibilidad de que los humanos nos volvamos vulnerables a la influenza canina. 

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el virus H3N8, el cual comenzó en caballos, y el virus H3N2 de origen aviar pueden esparcirse en perros a través de patógenos aéreos que son comunes en perreras, parques caninos y refugios.

Los síntomas de la influenza canina son similares a nuestra gripa: tos, estornudos, escurrimiento nasal y letargo. Algunos perros pueden presentar fiebre de 40º a 41º Celsius.

Sin embargo, no todos los caninos muestran signos de enfermedad. Si tu mejor amigo está en contacto frecuente con otros perros y vives en un área afectada por influenza canina, es mejor que consultes con tu médico veterinario sobre la vacunación.

Los síntomas pueden variar, incluso en algunos casos pueden ser fatales, por lo que es extremadamente importante que lleves a tu amigo de cuatro patas al médico en cuanto muestre signos de esta gripa.

cResfriado común

Los virus que generan resfriados en perros y gatos no tienen efecto en nosotros, tal como nuestros resfriados se mantienen alejados de nuestras mascotas.

Los resfriados caninos y felinos se tratan con descanso, una buena alimentación y muchos líquidos. Es posible que tu gato se retire a un lugar tranquilo cuando se sienta resfriado. De igual forma, tu perro optará por estar acostado y, sorprendentemente, preferirá no salir a pasear.

Los síntomas del resfriado tienden a disiparse solos, pero siempre es mejor que tu mejor amigo sea revisado por su médico veterinario para asegurarse de que los síntomas no están asociados con otro tipo de condiciones, como el moquillo o la tos de las perreras. Si los síntomas persisten después de tres días, consulta con tu veterinario para que descarte otros virus o infecciones.