Ámelos como a su familia. Aliméntelos como a su familia.®

Vacacionar con los miembros peludos de la familia

Todos necesitamos alejarnos un rato de vez en cuando, pero eso no significa alejarte de tus amigos de cuatro patas. Cada vez más padres de mascota llevan consigo a sus caninos o felinos e incluso permiten que viajen para ir a otro continente.  

La Automobile Association of America (AAA) ha encontrado que más de la mitad de las familias estadounidenses llevan consigo a sus mascotas cuando toman vacaciones.1 Afortunadamente, cada vez hay más hoteles, resorts, restaurantes y parques nacionales que adoptan prácticas pet-friendly para recibir a los peludos.

 Te compartimos algunas maneras para que también abordes la tendencia de viajar con tu mascota.

Toma una caminata

¿Qué perro no ama los paseos? La mayoría de los estados tienen permiso para el uso público recreativo de paisajes naturales, por lo que puedes disfrutar de áreas silvestres durante una caminata mientras llevas de la correa a tus amados perritos.

Si tus amigos de cuatro patas están sanos y tienen patas firmes, incluso puedes emprender el Sendero de los Apalaches. Con 3,492 km de regocijo boscoso desde Maine a Georgia, tú y tu compañero pueden ejercitarse mucho.

Debes revisar en el departamento estatal de recursos naturales de cada estado para conocer las reglas y restricciones específicas, ya que algunos limitan el número de mascotas permitidas en el sendero.

Tip de equipo: ¿Planeando una caminata? Los perros de talla grande pueden cargar mochilas personalizadas con sus propios suministros. ¡Hey, seguro eres un grandioso padre de mascota, pero tampoco eres el sherpa de Spot.

Restricciones en parques nacionales

Los parques locales de los estados son destinos geniales para vacaciones de un solo día, especialmente cuando no te encanta manejar en carretera por mucho tiempo con tus mascotas.

La mayoría de los parques nacionales de Estados Unidos permiten que los peludos acampen contigo, pero siempre y cuando nunca los dejes desatendidos en el sitio. Toma en cuenta que las mascotas generalmente no tienen muchos privilegios en playas y algunos senderos. Asimismo, muchos sitios históricos los restringen completamente.

Aún más importante, debes obedecer las reglas: mantén a tus mascotas con correa o lo suficientemente cerca para escuchar tus comandos y siempre limpia lo que hacen.

Tip de equipo: A menos de que te guste escuchar el ronquido de tu perro, es sabio tener una tienda para mascotas independiente a la tuya que tenga su cama. No olvides empacar su correa, alimento, agua y bowl, premios, juguetes y medicamento. Trae contigo una copia de sus vacunas, un botiquín y repelente contra pulgas y garrapatas. 

Jugar a la pelota

Muchos perros aman jugar a atrapar, así que qué mejor que celebrar nuestro pasatiempo nacional con tu mejor amigo. Muchos equipos de las ligas mayores de baseball patrocinan eventos "Bark in the Park" en donde puedes llevar a tu perrito para vivir el juego. Entra a www.mlb.com para conocer los eventos dog-friendly y los aproveches durante tu visita.

Asimismo, muchas ciudades y pueblos a lo largo del país organizan días de juego caninos con torneos de frisbees, cursos de agilidad y otros eventos para mascotas.

Algunos padres de mascota incluso planean sus viajes en torno a eventos de perros y gatos en donde sus mascotas puedan competir en exhibiciones de razas, pruebas de obediencia, pruebas de cacería y otros programas afiliados a la AKC.

Perseguir la diversión

Muchos parques temáticos tienen amenidades para mascotas con un cargo especial; sólo debes proveer el alimento de Spot. Así que puedes disfrutar de la montaña rusa sin preocuparte de que Spot destruya la habitación de hotel.

Generalmente, las mascotas que se comportan bien y que son de fácil control con correa también son bienvenidas en parques RV, donde las áreas recreativas y los pet-sitters suelen estar disponibles.

Para sumergirse

No es necesario que tengas un perro de agua para saber que muchos caninos aman el mar, aunque sólo estén dentro de un bote. La belleza de la naturaleza abordo del Acadian en Maine, los recorridos de BayWatch Dolphin Tours en Galveston, Texas, y los cruceros caninos del Mercury Skyline en Chicago ofrecen recorridos turísticos pet-friendly para niños y niñas que se portan bien.

Numerosos parques de playa permiten la entrada a mascotas. En el Coronado Dog Beach en California, los perros pueden andar en el agua y pasear sin correa y en el Kettle Moraine State Forest en Wisconsin, incluso pueden aprender nuevas habilidades acuáticas.

Cuando se trata de enseñar trucos nuevos a perros viejos, tú y tu mejor amigo pueden aprender paddle board y surf en Del Mar Dog Beach en San Diego, California, a través del Helen Woodward Animal Center.

Y unirse a la diversión anual del Surf Dog Surf-A-Thon en septiembre. Conoce más detalles de esta competencia gratuita anual en www.animalcenter.org/events/Surfdog

Retiros lujosos

Si tú y tu mascota les gusta más ser consentidos que ir al exterior, algunos lujosos hoteles en Atlanta, Beverly Hills, Nashville y New York realizan masajes mascota/padre de mascota junto con horas de coctel caninos.

Los parques para perros urbanos suelen ser abundantes y muchos hospedajes pet-friendly tienen áreas cercadas para realizar travesuras sin correa. Generalmente, los hoteles te proporcionan una lista de espacios locales pet-friendly, como restaurantes, atracciones e incluso números de contacto para emergencias veterinarias.

Y, aunque la mayoría de los padres de mascota que salen de vacaciones viajan con peeros, algunos hoteles también reciben gatos. Sin embargo, siempre es buena idea realizar una llamada para confirmarlo antes de hacer la reservación.

Cuatro patas y 35,000 pies

¿Vas a volar con tu adorado amigo de cuatro patas? Ya sea que viajen en cabina o en equipaje, primero llama a la aerolínea para conocer sus reglas específicas. Algunos requieren certificados de salud con fecha de expedición no mayor a los diez días. Así que es mejor que coloques en la agenda una visita con el veterinario antes de salir de viaje.

También debes de reservar el vuelo de tu mascota junto con el tuyo para que, cuando llegues al aeropuerto, no te topes con la sorpresa de no alcanzar espacio en la zona de cargo, en caso de que tu peludo no pueda viajar en cabina.

Empaca la cobija favorita de tu mascota, juguetes y treats, pero no le pongas una correa que pueda enredársele en el cuello mientras están en ruta. Asegúrate de que tu mascota esté hidratada y haya comido, pero considera que su estómago ni su vejiga deben estar llenos, especialmente cuando el vuelo es largo.

Trata de alimentar a tu perro seis u ocho horas antes del despegue y llévalo a un área en donde pueda relajarse en un momento lo más cercano posible al despegue. Asegúrate de que tu perro o gato tome un poco de agua antes del vuelo para que esté hidratado adecuadamente.

Para ayudar a evitar la ansiedad antes del vuelo (tanto tuya como de tu mascota), mete a tu mascota en su contenedor antes de ingresar a una terminal ajetreada. Puedes comprar un contenedor adecuado a través de las aerolíneas o en tiendas de mascotas.

¡Recuerda! Los gatos puedes escabullirse a través de pequeños espacio, así que asegúrate de que su contenedor sea adecuado y esté bien cerrado.

Si tu mascota viaja en el área de carga, asegúrate de que tu niño peludo porte placa identificadora y lleva contigo fotos y una copia de su historial médico.  

Bon Voyage!

Reglas para el camino cuando viajas con mascotas
  • Siempre limpia lo que hace tu amigo peludo.
  • Los perros siempre deben traer correa.
  • Viaja con mascotas que han recibido clases de obediencia.
  • Si tu perro es agresivo, avisa a las otras personas.
  • Antes del viaje, lleva a tu perro a tomar un largo paseo.
  • No alimentes a tu perro en el carro; detente para que haga sus necesidades y descanse para comer un poco.
    • Mete a tu perro en su contenedor o ponle el arnés antes de que comiences a manejar.
    • Nunca dejes a tu perro en el auto durante meses calurosos, aún con las ventanas abiertas.
    • Empaca los juguetes favoritos de tu mascota para que tenga elementos familiares y se divierta.
Cosas que debes preguntar para viajar sin preocuapciones

Si el miembro peludo de la familia no puede viajar contigo, visita algunos hoteles caninos locales para que puedas asegurarte de que tu mascota tendrá el mejor cuidado.

¿Está limpio?  Busca los recogedores de heces y arena de primer nivel que limpian el espacio de cada inquilino.
¿Bichos? Verifica que en las instalaciones haya cero tolerancia para pulgas y garrapatas.
¿Fallas en la seguridad? Asegúrate de que no haya rutas de escape en las que Spot pueda escabullirse.
¿H2O abundante? Tú provees el alimento, pero el hotel debe asegurarse de que las mascotas siempre estén bien hidratadas.
¿Suficiente espacio? El hotel debe tener 22 m2 por perro, dependiendo de su talla y nivel de actividad.
¿Humanos entrenados? Busca conocer la experiencia y el conocimiento del personal que siempre está supervisando la hora de juego.