Ámelos como a su familia. Aliméntelos como a su familia.®

Cuidado de un gatito| 7 a 12 meses

8 a 12 semanas | 3 a 6 meses | 7 a 12 meses

¿Cuándo los gatitos pueden comer alimento para adulto?

Los gatitos requieren cerca de dos o tres veces la cantidad de energía más de lo que necesitan los gatos adultos. Cerca del 30% de esa energía proviene de la proteína. Cuando son adultos, los gatos dejan de necesitar esa incrementada cantidad de energía.

Continúa alimentando a tu gatito con la fórmula de bebé hasta que cumpla el primer año de edad. Cuando suceda, puedes cambiar su alimento a uno para adulto. Como siempre, debes consultar con tu veterinario por las mejores opciones de alimento natural y de alta calidad, ya que tu gatito se ha convertido en un adulto.

La cantidad con la que alimentas a tu felino adulto debe basarse en su talla y nivel de actividad.

¿Cómo puedo hacer para que mi gato adulto se mantenga interesado en la comida?

El olor influye mucho en el apetito de un felino. Si no puede oler su comida, entonces no la comerá, motivo por el cual quizá intente asomar la nariz en las sobras que guardes en el refrigerador.

Tip: Calienta las sobras del refrigerador en el microondas de 5 a 10 segundos antes de servir.

También debes cuidar de su salud y llevarlo con el veterinario para que reciba tratamiento en caso de haya contraído una infección respiratoria. Si su nariz está congestionada, es posible que no quiera comer ni su alimento favorito.

Dato curioso: Aunque los cachorros tienen las narices más poderosas, las pequeñas narices aterciopeladas de los gatos también tienen millones de células que detectan el olor.

¿Qué puedo hacer para que mi gato se mantenga saludable y feliz?

Descanso gatuno

Los gatos son estoicos; ellos se alejan para ocultar signos de lesión o enfermedad. Aunque tu gato visite al veterinario una vez al año, es mejor que observes celosamente su cuerpo y comportamiento para detectar cualquier problema antes de que empeore. Busca estos signos:

Gatito dormilón: Los gatos saludables duermen mucho (entre 16 y 18 horas al día); conoce los patrones de sueño de tu minino. Si empieza a dormitar cuando generalmente juega o ignora el afecto o su juguete favorito, entonces su letargo puede deberse a una enfermedad.

Cambios en su alimentación: Si tu gato tiene diabetes, entonces beberá mucha agua. Si tiene problemas dentales, puede que repentinamente deje de masticar sus croquetas favoritas. Mide la cantidad de alimento que consume tu gatito, así como los líquidos, para que puedas detectar cualquier cambio.

Problemas urinarios: Orinar más, menos o no completamente, o la evacuación fuera del arenero pueden ser signos de que tu gatito está enfermo. Acude con tu veterinario inmediatamente, especialmente si tu felino es macho y no orina normal.

Problemas de comportamiento: Actuar agresivamente puede ser un signo de dolor y de una lesión. Sin embargo, los gatos suelen esconderse cuando se sienten enfermos, así que vigila cuidadosamente la conducta de tu minino.  

Pérdida o ganancia de peso: Busca costillas sobresalientes o gorditos nuevos. Los cambios en el peso pueden ser difíciles de detectar porque suelen ser graduales. Cepilla a tu gato para conocer su peso corporal y condición, así podrás sentir si hay algún cambio.

Cambios en su acicalamiento: Si el pelaje de tu gato empieza a lucir enredado o despeinado, esto puede significar que no se siente lo suficientemente bien para acicalarse, algo que los gatos aman hacer. Si se lame mucho puede significar que tiene alguna infección en la piel, pulgas o padece dolor.

¿Qué actividades son saludables para mi gato?

A estas alturas, ya debes tener un saludable plan de ejercicios para que tu gato no se vuelva obeso, lo cual puede perjudicar la calidad de vida de tu felino. Siempre consulta con tu veterinario si tu gato tiene problemas existentes que puedan impedir el ejercicio y pide recomendaciones sobre actividades saludables específicas para las necesidades del estilo de vida de tu minino.

Tips para un jugueteo sano:

  • Déjale cajas de cartón y bolsas de papel para que pueda abalanzarse dentro de ellas.

  • Juega a perseguir el juguete, la pelota, varitas con plumas y apuntadores de luz. (NOTA: Nunca apuntes la luz a los ojos de tu gato)

  • Consigue un árbol para gatos para tu minino y usa la hierba gatera como un incentivo para animarlo a escalar.

  • Ten en casa un poste para rascar para que se estire y tenga una superficie en donde rascar.

  • Realiza citas de juego con amigos peludos de cuatro patas; considera adoptar un hermanito felino, incluso un cachorro.

  • Premia los trucos con treats saludables. Enseña a tu gato a correr hacia ti cruzando la habitación o a escalar su árbol para gatos cuando sacudes un sobre de deliciosos premios.

¿Cuándo es tiempo de cambiar la arena?

Si tu gato usa su arenero todos los días, entonces no es necesario que cambies a otra marca de arena. 

Sin embargo, no es raro que los gatos se aburran tanto de su arena y sientan aversión por el arenero que han usado por meses. Si prefieres intentar con una nueva arena, asegúrate de realizar la transición lentamente combinando arena vieja con arena nueva hasta que tu gatito se adapte.

 Pistas de que a tu gato no le gusta la arena:

El primer año llegó y se fue

  • Dos de sus patas están en el arenero y las otras dos afuera.

  • No escarba para enterrar sus desechos.

  • Al salir del arenero, sacude sus patas.

  • Rasca el piso o el tapete que está afuera de su arenero.

  • Orina afuera de la caja, no adentro.

¿Llegó el primer cumpleaños y ya se fue?

Esperamos que haya sido uno con muchos treats saludables para celebrar el primera año de vida de tu mejor amigo. 

 

¿Sabes sobre nutrición?

Toma nuestro baby BLUE test y evalúa tus conocimientos sobre nutrición para gatitos y aprende más sobre los ingredientes sanos y holísticos en los alimentos BLUE

Responde el Quiz