Ámelos como a su familia. Aliméntelos como a su familia.®

La importancia del ejercicio en gatos adultos

Los gatos son fáciles de amar. Son extremadamente limpios, independientes y adorablemente curiosos cuando menos lo esperas. Ellos van a su propio ritmo y pueden cuidarse de sí mismos.

La independencia suele ser puntuada por la obstinación. Como cualquier padre felino sabe, incitar a tu gato a jugar o a ser más activo puede ser una labor tediosa. Ellos suelen jugar con lo que quieren y cuando quieren.

Tal como nosotros los humanos, los gatos suelen disminuir el juego conforme cumplen años, justo cuando el ejercicio se vuelve muy importante. Te compartimos algunas maneras de animar a tu amigo felino con mayor facilidad.

Los gatos adultos necesitan tiempo de juego

La edad adulta viene con maravillosas ventajas, pero empiezan a surgir afectaciones en la salud que antes no eran un problema.

Los músculos se vuelven débiles, las articulaciones empiezan a doler y tu gato puede empezar a disminuir el ritmo haciendo que sea difícil mantener las actividades físicas. Sin embargo, eso es justo lo que los humanos y los gatos necesitamos: el ejercicio combinado con una dieta saludable son los mejores remedios para mitigar los dolores que llegan con los años.

Conforme tu gato vaya envejeciendo, su salud empezará a declinar. El ejercicio adecuado junto con una dieta especialmente formulada para gatos adultos pueden ayudar a que el corazón, los músculos y las articulaciones de tu gatito se mantengan saludables.

Mientras mejor se sienta tu felino, más estará dispuesto a tener un rato de juego.

Jugar con la bolita de papel (o láser)

Intentar que un gato juegue es como intentar que un adolescente te considere cool. Mientras más intentas, más resistencia enfrentarás. Los gatos adultos suelen ser un poco más tercos que los perros viejos cuando se trata de la hora de juego. Sin embargo, existen dos formas simples para convencerlos de jugar.

1. La clave es el juguete...

El juguete perfecto puede hacer que un gato flojo de sillón se convierta en todo un juguetón. Si tu minino ya está aburrido de los mismos juguetes viejos, es momento de ir a la tienda de mascotas para comprar uno nuevo.

Las bolsas de papel, las cajas de cartón, la hierba gatera y los apuntadores láser son los juguetes felinos clásicos. Sin importar el que escojas, será el correcto.

Pro tip: Evita poner todos los juguetes a su disposición. Tu gato terminará aburriéndose al mismo tiempo de todos. Es mejor comenzar uno a la vez.

2. El momento perfecto

Anima a tu gatito a jugar cuando lo notes más activo de forma natural. Si tu felino es más activo temprano en la mañana, pon tu alarma unos minutos antes para que logres tener un tiempo de juego con él. Hacerlo seguro te dibujará una sonrisa y no hay mejor manera que comenzar así el día. 

Tiempo: mejor calidad que cantidad

Como en la mayoría de sus etapas de vida, los gatos requieren relativamente pocos cuidados y un buen rato de juego puede ser suficiente para el resto del día, especialmente cuando son viejitos.

Sólo unos minutos al día puede tener un impacto saludable en la vida de tu gato —y en la tuya. Esos minutos te ayudarán a fortalecer el lazo que tienes con tu amigo de vida, ¿quién no podría beneficiarse de eso?