Ámelos como a su familia. Aliméntelos como a su familia.®

Nutrición felina

Divas de la selva: Conoce las necesidades nutricionales de tu gato doméstico

En su hábitat ancestral, los gatos cazaban presas que eran altas en proteínas y con bajos índices de grasas y carbohidratos. Lo anterior los convierte en auténticos carnívoros: consumidores de carne cuyos requerimientos nutricionales se basan en tejido animal.

Sin embargo, los gatos también necesitan vitaminas, minerales, aminoácidos y ácidos grasos para construir su cuerpo, para obtener energía y controlar su metabolismo.

Un Metábolismo único

Todos sabemos que los perros y los gatos difieren en muchos aspectos y la dieta es uno de ellos. Lo que es bueno para un canino puede ser peligroso para un gato debido a su metabolismo único, el cual hace que sus cuerpos sean sensibles sólo a la cantidad justa de nutrientes..

Consulta con tu veterinario para que te recomiende un alimento de alta calidad que esté específicamente formulado para brindarle a tu gato las vitaminas, los minerales y el balance nutricional/calórico óptimo para las necesidades que requiere según su etapa de vida y su estado de salud. Los suplementos no son necesarios a menos que el veterinario lo recomiende.

También te recomendará un horario de alimentación. Usualmente, los gatos tienen dos comidas al día, las cuales deben de ajustarse según su nivel de actividad y su estado de salud.

Comida seca todo el día

El alimento para gato viene en tres fórmulas. La variedad seca debe tener una humedad entre el 6% y el 10%, una fuente de proteína animal, vitaminas, minerales e ingredientes con sabores atractivos para que tu gato no arrugue los bigotes por desagrado.

El alimento seco es conveniente porque puedes dejarlo en el tazón de tu gato para que lo consuma cuando quiera, a diferencia del alimento para perro, el cual se acaba en una sola “sentada”. Siempre almacena el alimento que no se ha consumido en lugares frescos y secos. ¿Quieres guardar mayor cantidad de alimento? Debes mantener la comida en su bolsa original y guardarla en contenedores herméticos para que no pierda su valor nutricional ni su sabor. También debes verificar siempre las fechas de caducidad

Mayor humedad

El alimento semi húmedo es primariamente 35% agua y tiene una proteína de origen animal. Así como el alimento seco, éste puede consumirse a lo largo del día, sin embargo, no se mantiene tan fresco como los alimentos secos, por lo que necesita refrigeración después de abrirse y debe consumirse en las primeras 72 horas.

Toma el abrelatas  

Algunos gatos un poco más melindrosos preferirán siempre al alimento húmedo. Con un promedio de 75% de agua, este alimento puede ayudar a que tu felino alcance el consumo diario de agua que requiere. Además, generalmente es el tipo de alimento que tiene mejor sabor debido a su amplia variedad de recetas, mismas que resultan muy atractivas para los gatos.

También es muy fácil de almacenar. Las latas pueden apilarse sin dificultad y tienen un amplio periodo de conservación antes de abrirse. Una vez que has abierto una lata, es necesario refrigerar la porción que no fue consumida para que no se eche a perder.

Los felinos generalmente piden variedad, así que es mejor probar con diferentes sabores y combinaciones de recetas. Mezclar un poco de alimento seco con el alimento húmedo también puede hacer que tu gato ronronee por más. 

Etiquetas de etapas de vida

Siempre debes leer cuidadosamente los ingredientes de su etiqueta para que puedas asegurarte de que tu gato está consumiendo los nutrientes que necesita. Gatitos, gatos adultos, gatas embarazadas, bebés en etapa de lactancia o felinos mayores, todos tendrán sus propias necesidades nutricionales, las cuales deben de satisfacerse a través de una dieta completa y balanceada. Por este motivo, esta información debe de mostrarse en la etiqueta de nutrición.

Consulta con tu veterinario para que te recomiende un alimento de alta calidad que cumpla con las necesidades nutricionales específicas según la etapa de vida de tu minino y su condición física..

Los ingredientes que se enlistan primero conforman la mayor parte del alimento, así que presta atención a la presencia de carne u otras proteínas animales en los primeros lugares de la lista. Con lo anterior, tu gato obtendrá los beneficios de los aminoácidos y ácidos grasos que requiere. De igual forma, se incluyen nutrientes como la Vitamina B, la Tiamina y la Niacina.

La Taurina es obligatoria

La Taurina, aminoácido exclusivo de las proteínas animales, es necesaria para tener una sana visión, digestión y función cardiaca; para tener un embarazo normal y un buen desarrollo fetal; también para tener un sistema inmune saludable.

La mayoría de los mamíferos producen Taurina a partir de otros aminoácidos. No es el caso de los gatos. Por consiguiente, la Taurina es un nutriente esencial porque los felinos tienen complicaciones para producirla y almacenarla en sus cuerpos. Es importante que tu gato regularmente consuma proteínas de origen animal y de excelente calidad para que obtenga la Taurina que necesita.

La Taurina también puede adicionarse a los alimentos con propósitos específicos de desarrollo o salud. Si tu gato tiene problemas de salud subyacentes, o está en un régimen de pérdida de peso, tu veterinario puede recomendarte un alimento que esté suplementado con este crucial aminoácido.

Agua con regularidad

Muchos humanos son descuidados cuando se trata de hidratación y no es de extrañar que olviden poner agua a sus gatos. La habilidad de tu felino de regular su temperatura corporal y de procesar los alimentos depende de su hidratación.Siempre mantén agua fresca para tu gato a lo largo del día..

No tantos bocadillos

Así como en los humanos, una dieta llena de golosinas no es óptima para tus mininos, aunque se trate de bocadillos saludables. Tu veterinario bien puede recomendarte limitar las golosinas al 5% o menos de la dieta diaria de tu gato.

Quédate con los bocadillos naturales que están formulados específicamente para gatos y evita:

• Carne cruda. A pesar de que es una excelente fuente de proteína animal, ésta puede transmitir enfermedades infecciosas, como la toxoplasmosis.

• El atún y otros pescados enlatados destinados al consumo humano pueden tener un aroma muy tentador para tu gatito, sin embargo, le pueden ocasionar severos desórdenes neurológicos.

• ¿Leche en el refrigerador? Evita que tu gato la consuma. Muchos felinos son intolerantes a la lactosa y sufren malestar estomacal debido a los productos lácteos. A pesar de que tenemos en mente la imagen de un gatito tomando leche de su tazón, un felino adulto no necesitará leche si goza de los beneficios de una dieta nutritiva.

Alerta de “gato gordo”

El problema de nutrición más común en las mascotas es la sobrealimentación y la obesidad. Como la mayoría de nosotros, los gatos con sobrepeso son vulnerables a problemas de salud, como diabetes y artritis. Tu veterinario puede ayudarte a determinar el peso óptimo para tu felino según su etapa de vida y puede recomendarte un alimento especialmente formulado para mantener un peso sano.  

Por supuesto, no comer lo suficiente de la comida correcta también puede generar severos problemas de salud. Si tu gato pierde el apetito debido a una enfermedad subyacente o se rehúsa a comer, llévalo con el veterinario. 

En ocasiones, simplemente basta con darle variedad de sabores, especialmente si tu felino es de paladar exigente. Puedes mantener las opciones abiertas con recetas únicas y una combinación de sabores. Si tu veterinario te recomienda realizar un cambio en su dieta, tu gato podrá ajustarse con mayor facilidad a su nuevo alimento.

Finalmente, el ambiente importa

Tener un alimento saludable y delicioso es tan importante como el área en el que come. Busca un lugar tranquilo para el tazón de tu gatito para que esté lejos del ruido y de las zonas de mayor tráfico. Incluso comer cerca de otras mascotas puede afectar los hábitos de consumo de tu minino.

Los tazones sucios y los areneros olorosos también pueden hacer que tu mascota prefiera no comer. Si a nosotros no nos gusta comer cerca de lugares olorosos, ¿por qué lo harían ellos?