Ámelos como a su familia. Aliméntelos como a su familia.®

¿Personalidad afilada?

¿Cómo modificar la "fiebre por rascar" de tu gato?

cat scratchImagina que estás en tu cocina salteando unas deliciosas verduras para la cena o estás acurrucado en tu cama con una buena taza de té y un libro. De pronto lo escuchas; ese sonido persistente e irritante que hace tu gato cuando clava sus uñitas en tu nuevo sillón.

Debido a que quitar las uñas se ha vuelto una medida cada vez menos prevalente, los padres de mascotas se ven envueltos en un gran dilema: hacer que su gato pase por el doloroso proceso de quitarle las uñas o lidiar con mobiliario rascado. Sin embargo, existen formas útiles para que tu felino tenga un comportamiento positivo con respecto al rascado, por lo que tú, tu gato y tus muebles pueden vivir en armonía.

Instinto natural

A pesar de lo que puedas pensar, tu gato no rasca como signo de protesta sobre la decoración de tu sala de estar. De acuerdo con la Human Society, rascar "es un comportamiento normal e instintivo; un comportamiento que no debes de eliminar completamente.”

Los felinos necesitan rascar por varias razones. En primer lugar, ésta es una forma de dejar su olor. Tu gato tiene glándulas odoríferas en sus patas y rascar es la forma de marcar su territorio o complementar tu olor con el suyo.

Tu felino desarrolla una uña superficial después de mucho uso y el rascar ayuda a quitar esa uña para descubrir la nueva, una más afilada. A veces, los gatos sólo necesitan clavar sus uñas en algo para disfrutar el estiramiento después de una larga siesta en su silla favorita. Después de todo, los caninos tienen su estiramiento "perro cabeza abajo", así que los gatos usan sus garras.

Sin importar la razón, tu felino está mostrando un comportamiento normal. Entonces, ¿cómo puedes tú (y tu cómodo sofá) adaptarse al rascado sin perder el diseño y el relleno?

Rascando la comezóncat nails

Existen tácticas con las que puedes redireccionar a tu gato positivamente para que no se dirija a tu sofá y sólo rasque elementos apropiados.

Haz aplausos

Cuando escuches o veas que tu gato está rascando algo restringido, aplaude o haz un sonido potente para que eventualmente asocie el rascado con el susto.

La Human Society recomienda no usar esta técnica a menos de que caches a tu gato en el acto. Si la asustas después de haber rascado y justo cuando descubres la evidencia, corres el riesgo de que tu gato no sepa qué es lo que hizo mal y "aprenda a temerte".

No debe de faltar rascar el poste

La mejor forma de reforzar el rascado positivo es brindándole varios postes para rascar.

Expertos en comportamiento felino advierten que detrás de cada "no" debe haber un "sí". Coloca un poste cerca de los lugares favoritos de tu gato, como el sillón o la cama, donde tu gato trate de complementar su olor con el tuyo.  

Puede requerir un poco de tiempo encontrar un rascador que tu gato ame. Existen con tejidos corrugados, forrados con cuerda o alfombra, además de muchas otras variedades de dónde escoger. Realiza un pequeño estudio felino de prueba y error para descubrir cuál le gusta a tu gato.

Tip:

Todos los premios naturales para gato de Blue Buffalo son la manera perfecta para premiar el buen comportamiento de tu mascota. Después de que rasque el poste, premia a tu gato con bocadillos y mucho cariño.

Cortar las uñas

Cortar las uñas de tu gato puede reducir el daño del rascado. Además, es un buen hábito que le puedes enseñar. Unas uñas recortadas son cruciales para tener patitas saludables, especialmente para aquellos gatos que pasan un rato fuera de casa.

Cada una o dos semanas, revisa las uñas para verificar que no estén muy afiladas. El exceso de rascado puede significar que ya es tiempo de cortarlas de nuevo. Toma el cortauñas y rebaja esa garrita.

También existen unas fundas de vinil para uñas que están especialmente diseñadas para los gatos. Aunque no son una solución permanente (sólo duran entre 4 a 6 semanas), pueden ser una herramienta segura de entrenamiento mientras pruebas los otros métodos.

Sólo porque tu gato tenga garras no significa que tu casa quedará arruinada. Los felinos son capaces de cambiar su comportamiento si tienen a un padre de mascota comprometido y paciente que los guíe. Si mantienes sus uñas recortadas, saludables y brindas una buena alternativa donde pueda rascar, tu gato empezará a aprender dónde está bien rascar y dónde no.