Ámelos como a su familia. Aliméntelos como a su familia.®

Piensa dentro de la caja

7 maneras de hacer que tu gato ame su arenero

Cat in litter box_1Cuando se trata de educar a tu amigo de cuatro patas, pareciera que los padres de mascota de gatos de interior tienen una ventaja con esta contraparte canina. Después de todo, los padres de mascota perrunos deben salir de casa, lo que significa que deben llevar a sus mascotas a largos paseos; y sí, incluso en las frías noches de invierno.

Sin embargo, ¿qué chiste tiene una caja de arena si tu gato no la usa? Antes de que consideres cambiar tus “miaus” por “guaus”, compartimos contigo algunas formas de mejorar la lealtad de tu gato hacia su arenero. 

 1. Todo está en la palita

 Para lograr inculcar una atracción duradera entre tu minino y su arena, debes mantener el arenero limpio. ¡A nadie le gusta usar un baño sucio! Limpia con la palita toda la arena vieja una vez al día y rellena la caja con arena fresca una vez a la semana. 

2. No disfraces los olores

Evita usar químicos agresivos (cloro, limpiadores con olor a pino o cítricos) cuando limpias su arenero. Los gatos tienen un olfato muy sofisticado y no les gustan los olores residuales de químicos agresivos. Limpia la caja con agua caliente y jabonosa y enjuaja abundantemente.

Litter Scoop Adicionalmente, sólo porque tenemos la idea de que los gatos son femeninos, no significa que les guste el perfume. El olor natural de la arena es muy atrayente a los gatos. Se ha demostrado que la arena BLUE Naturally Fresh® Herbal Attraction™ está aromatizada con olores herbales que resultan atractivos para tu gato.

3. La consistencia sí cuenta

Los gatos no son decoradores de interiores que se aburren de sus sanitarios. Quédate con la arena que sepas que le gusta a tu gato, que huela bien y le sienta bien a tu minino. El cambio constante de marcas puede hacer que tu felino haga sus necesidades en otro lugar.

4. Haz una mezcla

Si quieres probar una nueva arena, una que sea naturalmente más absorbente y ecológica, vierte un poco de la arena regular de tu gato encima de la nueva arena para que tu minino reconozca el olor y se anime a introducir sus patitas en ella. 

5. Conjunto de areneros

Lo ideal es que cada gato tenga su arenero. Los padres de mascotas que tengan más de un felino deben tener en casa una caja de arena por gato y una extra, es decir, si tienes dos gatos, necesitas tres “sanitarios”. Los areneros no deben de estar uno junto a otro formando una fila, debes colocarlos en diferentes áreas, incluso en pisos separados, en caso de que tu casa tenga más de una planta. 

6. Espacio para cada uno

litter box

Así como tú, los gatitos también necesitan tener un espacio privado para “liberarse”. Mantén los areneros en espacios silenciosos y lejos de esas áreas en donde haya más movimiento.. 

7. Sin escondidillas

Es cierto que la privacidad es fundamental, sin embargo, no es buena idea esconder el arenero en un lugar que esté tan remoto que incluso tu gato no pueda encontrarlo. Escoge una ubicación en el que tu minino pueda ver quién se está acercando.

Esto es especialmente importante en aquellos hogares que tienen varios gatos, en los cuales algunos felinos pueden convertirse en pequeños “intrusos de areneros” Si tienes varios gatitos, evita los areneros con cubiertas. A pesar de que son útiles para cubrir los malos olores, los gatitos no pueden echar un ojo a sus hermanitos.

Identificación de problemas urinarios
Algunos amigos de cuatro patas frecuentemente tienen problemas en el tracto urinario. Contacta a tu veterinario si tu gato muestra los principales signos de enfermedad en el tracto urinario inferior:
  • Dificultad para orinar
  • Orina con mayor frecuencia
  • Micción en lugares inusuales y fuera de su arenero
  • Sangre en la orina
  • Vómito
  • Falta de apetito
  • Letargo
  • Los machos se lamen la zona genital y lloran cuando los cargas
  • La baja producción de orina puede indicar una inflamación en la vejiga
  • La dificultad para orinar con baja producción de orina puede ser signo de una obstrucción del tracto urinario por cristalización