Ámelos como a su familia. Aliméntelos como a su familia.®

Protege sus almohadillas del calor

egg

“Hace tanto calor que podría cocinar un huevo en el piso”. Videos que circulan en internet pueden comprobar que esto no es sólo una expresión. Si el clima es suficientemente caliente, sí es posible cocinar un huevo en el pavimento.

El cielo está despejado y soleado, y el termómetro rebaza los 30 ºC, pero en realidad no nos percatamos del calor del suelo, ya que usamos zapatos o sandalias. Sin embargo, si tuvieras patas con almohadillas, sería otra la historia... una muy caliente.

Aunque creamos que las almohadillas de nuestros amigos peludos son lo suficientemente fuertes para soportar el calor, en realidad, el pavimento puede calentarse tanto que puede llegar a quemar las patitas de nuestros caninos.

Toma la temperatura del piso

¿Cómo podemos saber si el suelo está muy caliente? Coloca la palma de tu mano contra el pavimento y déjala ahí durante siete segundos. Si no puedes dejar tu mano por más tiempo, entonces, la superficie es muy caliente para las patas de tu perro.

Lo ideal es que evites las superficies duras en los días de calor. El concreto, el metal, la roca y la arena pueden quemar las patitas de tu amigo. El asfalto negro de las calles y de los estacionamientos es particularmente peligroso, ya que los objetos negros absorben más calor que los objetos claros. Puede suceder que estés caminando tranquilamente junto a tu amigo en el pasto, pero te veas en la necesidad de cruzar una calle recubierta con asfalto negro, el cual puede quemar las almohadillas de tu perro.

Los primeros signos para los primeros auxilios

paw

Si estuviste paseando con tu mejor amigo durante un día caluroso, mantente atento de los siguientes signos que indican una lesión por quemadura:

  • Está cojeando o se rehúsa a caminar
  • Sus almohadillas se ven más oscuras
  • Lame persistentemente sus patas
  • Tiene ampollas o enrojecimiento
  • Está sangrando

Cualquier de estos síntomas requiere de primeros auxilios. Antes que nada, debes llevar a tu mascota a un lugar fresco con una superficie fría; es posible que debas cargarlo. Posteriormente, humedece y limpia sus patas con agua fría y, de ser posible, coloca una compresa fría como si se tratara de una lesión deportiva.

Lo ideal es que llames a tu veterinario para agendar una cita. El médico revisará las patas de tu mascota para determinar si se requiere algún analgésico o antibiótico según la gravedad de sus quemaduras.

dog

Dale la vuelta al calor

Evitar las superficies calientes es la mejor medida preventiva contra quemaduras. Si es un día caluroso, lo recomendable es que los paseos se realicen en las mañanas o antes de anochecer.

Si sólo puedes salir a pasear con tu perro al medio día, lo mejor es que compres zapatos especiales para perros. Estos ingeniosos zapatos permiten que la pata de tu perro se deslice fácilmente en su interior y se aseguran con sujetadores. La mayoría de los zapatos para perros tienen una suela dura para que tu amigo peludo pueda disfrutar de la misma comodidad y protección que tú tienes al usar zapatos.

También existen protectores para superficies con nieve y hielo, pero esos zapatos son para otra temporada.