Ámelos como a su familia. Aliméntelos como a su familia.®

Etiqueta para cachorros: cuatro tips de socialización

 

Fácilmente se te pasan las horas jugando con tu cachorro y acurrucándote con él, sin embargo, antes de que sean los dos contra el mundo, debes considerar que una socialización apropiada es esencial durante los primeros meses de vida.

Sin habilidades de socialización, tu cachorro se vuelve tímido, miedoso o incluso agresivo. Por ello, para establecer las bases de una vida feliz y saludable, es importante comenzar desde que es joven. Que tu perro socialice desde las 3 semanas de edad hasta los 4 meses te garantizará que esté abierto a nuevas experiencias y también esté listo para ellas. 

Cuando se trata de etiqueta social, los animales tienen su propia manera de establecer las reglas. Mientras que nosotros usamos el intelecto entre nosotros, nuestros miembros de la familia peludos usan el instinto. Los perros "olfatean" el lenguaje corporal, así que es mejor que observes sus señales caninas.

Tu cachorro no debe ser de criadero para ser criado correctamente.

Estos tips harán que el proceso de socialización sea amable y ayudarán a que tu cachorro se lleve bien con otros cuadrúpedos y personas:

1. Registro en el kinder canino

Las clases para cachorros es la manera más segura de comenzar la socialización y generalmente se imparten en cualquier parte del país, por ejemplo, tiendas de mascotas, criaderos e incluso en las casas de los instructores.

Típicamente, las sesiones son grupales para que los cachorros puedan trabajar las instrucciones básicas e interactuar con otras mascotas y personas. Estas clases exponen a tu cachorro a un ambiente completamente nuevo. Incluso el camino a la escuela puede ser una oportunidad de aprendizaje y enseñanza.

NOTA: Las clases grupales requieren que las mascotas estén vacunadas. Asegúrate de consultar con tu veterinario el esquema de vacunación de tu cachorro.

2. Hacer tiempo para mover la colita

Todo cachorro quiere y necesita tiempo de juego. Realiza una reunión con familia o amigos que tengan mascotas para que conozcan a tu cachorro. Tu pequeño amigo puede hacerse amigo de otros cuadrúpedos, incluso gatos.

Sólo asegúrate de que se encuentren en un espacio seguro para que puedas vigilar la interacción y observar signos de miedo o agresión. Confrontar la renuencia natural de tu cachorro puede ayudar a evitar problemas de comportamiento cuando sea adulto.

3. Presume a tu cachorro

Todos querrán conocer al nuevo miembro de la familia, así que querer presumirlo es algo completamente natural. Presenta a tu mejor amigo con niños, vecinos, personas de la tercera edad y cuantos diferentes tipos de personas puedas siempre y cuando la situación esté bajo tu supervisión. 

Mientras más expongas a tu cachorro a gente, lugares y actividades, es mejor. Cuando son adultos, los caninos pueden volverse tímidos, asustadizos y ponerse a la defensiva cuando se sienten poco seguros ante objetos o situaciones que no les son familiares. Mientras más puedas exponerlo a nuevas situaciones cuando es joven, pero de forma segura, es mejor.

4. Soltanto la correa

Eso es seguro, es difícil ver que tu cachorro luce tímido e inseguro, pero tampoco le haces un favor si saltas a él cada vez que notas que tiene cierto nivel de incomodidad.

Los perros tienen una escala jerárquica natural y tienden a resolver pacíficamente cualquier tensión entre ellos. Investiga sobre el lenguaje corporal canino y mantente al pendiente para detectar focos rojos, pero permite que tu cachorro aprenda algunas lecciones y trabaje por su cuenta.

Siempre intenta estar calmado y deja que tu cachorro siga adelante. Mientras más vistas, sonidos y olores nuevos experimente ahora, más disfrutará de su vida futura como cachorro y como perro estable. 

 

Explora Baby BLUE

¿Sabes sobre nutrición?

Toma nuestro baby BLUE test y evalúa tus conocimientos sobre nutrición para cachorros y aprende más sobre los ingredientes sanos y holísticos en los alimentos BLUE

Responde el Quiz