Ámelos como a su familia. Aliméntelos como a su familia.®

Tips esenciales de entrenamiento para los nuevos padres de mascota

Cachorro corriendo


Criar a un cachorro requiere de una cuidadosa planeación, compromiso y una actitud positiva. Si eres un padre de mascota novato, te compartimos algunos tips para mantenerte a ti y a tu nuevo miembro de familia peludo en el camino correcto hacia un futuro exitoso juntos.

Movimiento y juego

Los cachorros necesitan mucho ejercicio, así que es mejor comenzar con este buen hábito cuanto antes. El ejercicio regular, aunado con una dieta saludable y rica en nutrientes especialmente formulada para el desarrollo de un cachorro, ayudará a tu cachorro a convertirse en un adulto fuerte tanto física como mentalmente. Muy bien lo dice el American Kennel Club, el ejercicio “beneficiará su salud y puede prevenir problemas de comportamiento.” 

Lleva a tu nuevo amigo a caminatas largas. Comiencen con recorridos cortos y paulatinamente aumenta la distancia o juega con tu cachorro con la pelota en el exterior. Encuentra una actividad y a un paso que funcione bien para ambos.

Encuentros y saludosCachorro social

Uno de los pasos más críticos en el desarrollo de tu cachorro es la socialización. Con la creación de experiencias positivas, estás preparando a tu cachorro para una vida bien ajustada, lo que se traduce en llevarse bien con otros perros, gatos y personas. También debe acostumbrarse a nuevos sonidos, como el paso de los carros, cortadoras de césped y aspiradoras.

La apertura a la socialización, a diferencia del entrenamiento de obediencia, es crucial entre las 12 y las 16 semanas de edad. Después de ese tiempo, tu cachorro comenzará a volverse menos abierto a darle la bienvenida a nuevas personas, mascotas y experiencias.

Por ejemplo, si tu cachorro no tiene exposición a hombres altos con barba o taladros, puede volverse desconfiando ante tales experiencias. Introduce lentamente a tu nuevo cachorro en nuevas personas, una a la vez, y prémialo después de cada instrucción.

Paciencia y vibras positivas

Como cualquier persona, tu nuevo cachorro prosperará ante los premios de reforzamiento positivo durante el entrenamiento y la socialización. Adicionalmente a los treats y el afecto, la paciencia es el mejor regalo que puedes darle a tu nuevo miembro de la familia peludo y a ti mismo conforme comienzan esta aventura juntos.

Las primeras semanas serán un lapso de adaptación tanto para ti como para tu cachorro. La paciencia te ayudará a establecer expectativas razonables que puedan ser cumplidas por tu pequeño amigo.

Naturalmente, la disciplina será necesaria en ocasiones. Como recomiendan los adiestradores profesionales, nunca regañes a tu cachorro por orinar en el interior de tu casa después de que "haya acaba la transacción". Si lo haces, sólo habrá entendido que llegaste a casa y gritaste. Nunca relacionará el accidente con tu enojo y, por lo tanto, no aprenderá de ello.

Cachorro y niñaEducación temprana

La frase “perro viejo no aprende trucos nuevos” existe por una razón.

Es más difícil educar a perros conforme van envejeciendo. Tal como funciona con los humanos, mientras más estamos acostumbrados a hacer las cosas de cierta forma, más difícil es cambiar. El reforzamiento de buenos hábitos, las interacciones positivas y la socialización a la edad más temprana posible ayudarán a tu cachorro a adaptarse a su nuevo ambiente y a fomentar una relación más fuerte y de confianza contigo.

Sé consistente

Los perros son criaturas de hábitos, por ello pueden ser educados. Una vez que tengas las instrucciones esenciales bien dominadas, mantenlas así.

Tanto los premios como la disciplina requieren consistencia. Reforzar que tu cachorro entienda que acciones específicas generan consecuencias específicas fomentará un desarrollo de comportamiento completo y eficiente.

Educar a tu cachorro puede ser difícil, pero asombrosamente satisfactorio. El esfuerzo que pones durante esos primeros meses te pagará dividendos cuando tengas a un compañero de vida feliz y bien adaptado.