Ámelos como a su familia. Aliméntelos como a su familia.®

Tips para bañar a tu perro

Bañar a tu perro: Encontrando el shampoo correcto
Escoger el mejor shampoo para tu perro es importante. El correcto debe dejarlo con un pelaje limpio y brilloso aún semanas después de su baño, así que considera los siguientes facts al momento de comprar un shampoo para tu cachorro.
 

La condición de su piel

 

Si tu perro tiene piel seca, con prurito y está escamosa, debes escoger un shampoo hidratante sin esencia. Generalmente, las esencias contienen químicos que irritan la piel. Los ingredientes naturales, como la avena, la miel y la vitamina E, son recomendados. Por supuesto, consulta con tu veterinario sobre shampoos medicados y tratamientos adicionales si la condición de tu canino empeora.

 

Fórmulas contra pulgas y garrapatas

Los shampoos contra pulgas y garrapatas ofrecen protección a corto plazo, así que sólo úsalo como un suplemento entre las medidas preventivas contra pulgas y garrapatas.

 

Rizos de cachorro

 

Escoge un shampoo que esté especialmente diseñado para perros jóvenes. Tal como sucede con los shampoos para bebés humanos, los shampoos para cachorro son más ligeros e incluso algunas fórmulas evitan que tu cachorro lagrimee si el producto entra a sus ojos.

 

Imanes de olor

 

Los perros aman oler y sus narices altamente entrenadas generalmente los llevan a la comida, la basura u objetos desconocidos. Los shampoos desodorizantes funcionan bien en perros aventureros al remover olores desagradables y no sólo enmascarándolos.

 

Brillo

 

Restaura el brillo del pelaje de tu perro con un shampoo nutritivo adicionado con minerales, vitaminas y proteínas.

 

Platinado

 

Incluso puedes encontrar shampoos especiales con abrillantadores y blanqueadores que ayudan a evitar que el pelo de tu perro se vuelva amarillo cuando tiene un lustroso pelaje blanco.

 

Desenredar

 

Acondicionadores para perro o shampoos con acondicionador integrado pueden restauran la hidratación y la manejabilidad de tu canino si su pelaje tiende a formar nudos.

 

Shampoos para lavados en seco

 

Los shampoos que no requieren agua son una conveniente solución si a tu perro no le gusta el agua o si están de viaje.

Baño caninoLos perros sucios son una constante en la vida de un padre de mascota. Bañar a tu perro en casa puede ocasionar que el piso de tu baño termine cubierto de agua. Seguro has deseado tener una bañera más grande, tener muchas más toallas o haber invertido en uno de esos sofisticados dispositivos que facilitan el baño de tu mascota.

Te compartimos algunas formas de hacer que la hora del baño sea una experiencia positiva para ti y para tu canino favorito.

Preparación canina

Si a tu perro le cuesta trabajo relajarse o calmarse durante los baños, es posible que una larga caminata resuelva el problema. Un perro ejercitado estará más calmado a la hora del baño simplemente porque está cansado y necesita un descanso. Como nosotros, muchos caninos disfrutan de sumergirse en agua caliente después de hacer ejercicio.

Para los padres de mascota primerizos, comienza la rutina por etapas. Usa juguetes o comida para enganchar a tu perruno al juego y prémialo cuando estén en el baño antes de iniciar la sesión de limpieza. Deja correr el agua mientras le das un treat o lánzale su juguete favorito cuando el agua de la bañera llegue a la altura de los tobillos. Esto ayuda a que tu perro genere asociaciones positivas con la hora del baño. Es posible que sea necesario que repitas varias veces, pero valdrá la pena cuando veas a tu perro como pez en el agua dentro de la bañera.

Montaje

Los perros no tienen tiempos infinitos de atención, especialmente cuando son cachorros. Por ello, es mejor tener todo listo antes de comenzar con el ritual de baño.

Agua:

Se recomienda el agua tibia porque el agua caliente o fría puede sorprender a los perros, aún más a los cachorros, e inmediatamente se estresan.

Shampoo: 

Nunca uses shampoos o acondicionadores que no sean para amigos de cuatro patas. La piel de los humanos no es tan sensible como la de los perros. Nuestros shampoos están elaborados para remover los aceites naturales del cabello, lo cual puede provocar que tu cachorro termine con un pelaje opaco y quebradizo, y propenso a tener erupciones en la piel.

Los shampoos diseñados para perros tienen ingredientes naturales, como la avena, el aloe vera, proteínas herbales, vitaminas y extractos cítricos. Consulta con tu veterinario para que te recomiende el shampoo correcto para el tipo de piel y pelaje de tu mascota y evita fragancias artificiales y colorantes.

Ten a la mano el shampoo de tu perro y dale la oportunidad de olerlo antes de que comience el baño. ¡Recuerda! Esperar hasta que esté mojado para sostenerlo es como invitar a una tormenta tropical a tu área de baño.

Perro y toallas

Juguetes, treats y toallas:

Cualquier juguete de entrenamiento y bocadillos deben estar listos antes de que tu perro llegue. El reforzamiento positivo le ayudará a enfocar su energía y lo mantendrá en un estado más relajado.

También ten a la mano muchas toallas para que puedas secar a tu perro minuciosamente antes de que emprenda la huida.

Perro y bañera

Prepárate para estrechar el lazo

Mantente cómodo. Sin importar qué tan bien portado sea tu perro durante el baño, es muy probable que termines mojado. Usa ropa cómoda y vieja que no te genere preocupación si se maltrata.

También cuida tu lenguaje corporal. Si te mantienes calmado y seguro, tu perro te seguirá. La hora del baño es un buen momento para estrechar el lazo entre ambos, así que no trates de apresurar la experiencia. Refuerza el baño como un momento de juego con los juguetes favoritos de tu mascota, así como premios y mucho afecto. Cuando menos lo pienses, la hora del baño —así como la hora de paseo— se convertirá en el momento favorito de ambos.